Educar para Nosotros significa dejarnos poseer por la pedagogía del Evangelio, que lleva al hombre a descubrir que es amado por Dios, a creer en este amor y a crecer como persona hasta la plenitud de la madurez en Cristo – Constituc. 26

 

La Pedagogía del Evangelio se caracteriza por:

 

Amar a la persona y  creer en  ella.

Acompañar a la persona en el  desarrollo de su libertad,

  • ofrecer,
  • dialogar,
  • orientar,
  • responsabilizar,

Conocer la realidad de la persona,

  • descubrir y aceptar la diversidad,
  • integrar y valorar a todos,
  • aceptar su debilidad,
  • no hacer categorías,

Preferencia por los más débiles: jóvenes, niños , pobres,

Desear que todas las personas sean  felices,

  • la felicidad es la salvación,
  • la salvación es  salir al encuentro de los demás,

Provocar  interrogantes:

  • que cuestionen,
  • que ayuden a ser críticos,
  • que lleven a un cambio personal ,
  • que  transformen , conviertan,

Utilizar la “pedagogía de la animación”- ¡ánimo-bravo!- estimulándolos a:

  • despertar deseos de superación,
  • crecer  como  persona,
  • colaborar y comprometerse en mejorar nuestra sociedad,
  • valorar  el  esfuerzo personal,

Obrar con gratuidad,

  • practicar la generosidad, la entrega y la bondad de corazón,
  • no exigir nada a cambio,

Tratar a la persona con

  • respeto,
  • sencillez,
  • delicadeza,
  • bondad y ternura,
  • Suavidad y firmeza,

 

Reaccionar con energía ante:

  • la mentira,
  • la hipocresía,
  • la injusticia,
  • la marginación,
  • el maltrato,
  • el acoso,
  • la falta de honestidad , de honradez,
  • la soberbia,
  •  el desprecio,

Perdonar siempre,

  • sin humillar,
  • sin entrar en descalificaciones,
  • sin poner en evidencia,
  •  sin guardar rencor,

 “ Leer los signos de nuestro tiempo ” ,

  • conectar con la realidad del hoy,
  • emplear un lenguaje inteligible,
  •  hacer referencia a acciones cotidianas,

Crear un ambiente sereno y  agradable :

  • que fomente el diálogo como medio de resolución de conflictos,
  • que favorezca el trabajo personal  y en equipo,

Ser profetas de  la  esperanza  y  el  cambio.

Creer y  mostrar :

  • que Dios está presente y activo en la vida de la humanidad,
  • que habla a través de los acontecimientos de la vida diaria,
  • que recrea la belleza de la naturaleza para que la persona goce,
  • que sin Él  nada bueno podemos hacer,
  •  agradecer tanto bien recibido,