Con motivo de la revolución portuguesa del año 1910, se expulsa de Portugal a las Instituciones Religiosas. Comienza así el éxodo de las HH. de Sta. Dorotea por Europa: Bélgica, Suiza, Inglaterra, España – Tui. Enseguida se pone en marcha en esta ciudad un colegio para niñas de familias portuguesas que habían tenido que dejar Portugal por la misma razón. 

En 1911, las HH. de Sta. Dorotea vienen a Pontevedra con el fin de abrir una residencia para jóvenes que estudian en la Escuela de Magisterio de esta ciudad. Se establecen en la calle de Sta. Clara hasta el año 1918, en el que se trasladan a la Travesía de Isabel II, donde funcionarán simultáneamente la Residencia y el Colegio. 

El número de alumnas aumenta, el Colegio se hace pequeño, y se piensa en su traslado a un edificio en la calle Alfonso XIII – nº 12. En septiembre de 1957 se inaugura el nuevo Colegio con alumnas externas y  sobre todo internas. 

Con el paso del tiempo, en el año 1972 no se ve necesario mantener el internado, se prescinde de él, y la Comunidad va a vivir a Villa Paula, situada en la misma calle, donde ya se impartían Educación Infantil y algunos cursos de Primaria. 

Así, disponiendo de todo el edificio, se pueden realizar las obras necesarias para dar respuesta a las nuevas exigencias de la Educación.